volver

Audi SQ7

El SQ7 hace gala de un impresionante equilibrio entre poder y elegancia a través de los elementos estilísticos que lo definen. Con 5,07 metros, su longitud es aproximadamente igual a la del modelo base. El ADN de Audi, presente en la parrilla Singleframe, las distintivas llantas o los detalles quattro, es inconfundible. El Audi SQ7 tiene una nueva parrilla en línea al resto de modelos S de la marca de los cuatro aros y unos paragolpes específicos. Otros rasgos distintivos son las entradas de aire laterales y las carcasas de los retrovisores en acabado aluminio. La cuádruple salida de escape tiene formas rectangulares, dos a cada lado.

Los faros tienen un diseño tridimensional con una firma lumínica de doble flecha. Las luces LED –de serie– y Matrix LED –opcionales–, además de los intermitentes traseros dinámicos, subrayan el papel líder de Audi en el diseño y tecnologías de iluminación. Tanto el sistema de serie como el opcional, forman una doble flecha como luz diurna que se convierte en una firma nueva y única dentro de la familia Audi. Una cámara ubicada en el espejo retrovisor interior analiza la situación del tráfico. En base a esta información, la unidad de control enciende, apaga o atenúa cada diodo dependiendo de la situación. Gracias a los millones de patrones resultantes se ilumina el camino de la mejor forma posible, sin deslumbrar a los demás usuarios de la vía. Las señales de tráfico reciben menos luz para que el reflejo no ciegue al conductor.

Los pasajeros del Audi SQ7 disfrutan del interior más amplio del segmento, que puede ir dotado de cinco o siete plazas. La segunda fila se ofrece de serie con tres respaldos abatibles y plegables de forma independiente. La tercera fila es opcional y se maneja siempre gracias a un mecanismo eléctrico desde las puertas traseras o desde el maletero.

La ganancia de espacio en el interior establece un nuevo punto de referencia en el segmento. Los difusores de aire y las inserciones ponen de relieve la horizontalidad y la amplitud del habitáculo. Confort para la clase más lujosa. Con el Audi SQ7 los clientes tienen la posibilidad de elegir entre dos tipos de asientos: sport y sport plus. Los asientos plegables de la segunda fila proporcionan un acceso más fácil a la tercera fila opcional. El portón trasero eléctrico forma parte de la dotación de serie. El SUV cuenta con elegantes soluciones de diseño en el interior, incluidos los instrumentos analógicos con fondo gris y agujas blancas, las pantallas especiales de bienvenida y las insignias S.

Con su pantalla de 12,3 pulgadas, el Audi virtual cockpit es equipamiento de serie en España y presenta información estructurada en gráficos de gran definición. Su manejo es cómodo e intuitivo. El conductor elige el modo de visualización a través del volante multifunción. Una pantalla frontal que proyecta imágenes en el parabrisas –head-up display– también está disponible como opción. El sistema MMI Navegación plus con MMI allintouch es de serie e incluye una gran superficie táctil en la consola que permite interactuar con los dedos. La lógica del sistema MMI permite realizar operaciones intuitivas y entiende términos del lenguaje cotidiano por voz.

El Audi SQ7 se ha rediseñado partiendo de cero. Combina las mejores prestaciones de su clase con un consumo reducido y garantiza la mejor dinámica. El V8 tiene una cilindrada de 3.956 cc. Con 435 CV y 900 Nm de par entre 1.000 y 3.250 rpm, el SUV establece nuevos puntos de referencia en el segmento. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada). En el nuevo ciclo europeo de conducción (NEDC) logra un consumo medio de 7,4 l/100 km, que corresponde a unas emisiones de CO2 de 194 gramos por kilómetro.

El compresor accionado eléctricamente EPC es pionero en un coche de producción. El EPC ayuda firmemente al motor 4.0 TDI cuando arranca o acelera desde la zona baja del cuentavueltas, contrarrestando el retardo del turbo.

Gracias a la construcción ligera, el Audi SQ7 es el SUV más ligero de su segmento, algo que no merma en absoluto sus buenos resultados en las pruebas de seguridad en caso de choque. El principio de construcción ligera también se aplica a la suspensión, que está hecha principalmente de aluminio. La dirección asistida electromecánica, el sistema de conducción dinámica Audi drive select y la suspensión neumática adaptativa son de serie, con una configuración más deportiva. Un sistema de frenado opcional, muy ligero y con discos de freno carbocerámicos, estará disponible poco tiempo después del lanzamiento al mercado. Audi ofrece el SUV con llantas de 20 pulgadas de serie y neumáticos en formato 285/45; opcionalmente se ofrecen llantas de 21 y 22 pulgadas, estas últimas forman parte del programa de quattro GmbH.

Audi ofrece el SQ7 con un paquete dinámico opcional que comprende tres módulos de tecnología: diferencial deportivo, control antibalanceo electromecánico y dirección a las cuatro ruedas (eje trasero direccional). La unidad de gestión asume el control de todo ello, lo que ha supuesto un desafío para los ingenieros, que finalmente han logrado un funcionamiento en red y una coordinación óptimas. El resultado es que el cliente experimenta una dinámica de conducción excepcional en cualquier situación.

Una solución muy novedosa es la estabilización activa de la carrocería con control electromecánico del balanceo.

Con la dirección a las cuatro ruedas el eje trasero gira hasta un máximo de cinco grados, lo que hace más fácil el aparcamiento. La dirección de las ruedas delanteras es más directa en el Audi SQ7 y esto hace que tenga una respuesta más incisiva. Dependiendo de la situación, las ruedas posteriores giran en sentido opuesto o en el mismo de las delanteras, con objeto de mejorar la dinámica y la estabilidad.

Para los que realmente disfrutan de la conducción más deportiva este es uno de los elementos clave a la hora de afinar las sensaciones en carretera: manejo neutro hasta el límite, incluso a altas velocidades. El diferencial deportivo opcional proporciona una direccionalidad estable y precisa, sobre todo cuando se acelera de forma intensa en las curvas. La distribución variable del par entre las ruedas del eje trasero ofrece un control supremo en los virajes. El resultado es que el Audi SQ7 se mantiene pegado al suelo en toda situación. Incluso si la zaga del coche tiende a ir hacia fuera, el diferencial se encarga de poner las cosas en su sitio, siempre bajo control. Esta tecnología está disponible por primera vez en el Audi Q7 y está reservada exclusivamente para la versión de más altas prestaciones.

El SQ7 ofrece una amplia gama de 24 sistemas de asistencia para viajar de forma segura, eficiente y cómoda. El asistente predictivo de eficiencia, por ejemplo, proporciona información adicional en el cuadro de instrumentos para ayudar al conductor a ahorrar combustible. El asistente de frenada de emergencia en ciudad pre sense city, de serie, observa el entorno mediante cámaras y emite una alerta preventiva, tras la cual realiza una detención automática del coche si el conductor no responde al pedal del freno. Este sistema, que evita accidentes y protege a los peatones, hace que el SQ7 sea aún más seguro.

El control de crucero adaptativo con asistente de conducción en atascos ayuda al conductor en situaciones de tráfico congestionado cuando se circula sobre carreteras bien pavimentadas al hacerse cargo de la dirección en muchas situaciones. El sistema predictivo también ajusta la velocidad del coche a los límites que marcan las señales de forma automática. Esto es algo muy útil, por ejemplo, a la entrada de las poblaciones y zonas urbanas.

El Audi SQ7 se podrá adquirir a partir de la primavera de 2016. Este modelo incluye un amplio equipamiento de serie en comparación al modelo base, en el que se incluyen: faros LED, llantas de 20 pulgadas, paragolpes deportivos, molduras en las puertas, suspensión neumática adaptativa S con ajuste dinámico específico, asientos deportivos y ajuste eléctrico tapizados en Alcantara y cuero, inserciones de carbono, volante deportivo multifunción de tres radios con levas de cambio, control de la presión de los neumáticos, Audi parking system plus, alarma antirrobo, un depósito de combustible con una capacidad ampliada hasta los 85 litros y el sistema MMI Navegación plus con MMI allintouch. Con el Audi virtual cockpit y para una experiencia total de Infotainment también se incluye Audi Smartphone interface, Audi connect y Audi connect safety & service.

Fuente: madridpress.com

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas