volver

El nuevo Volkswagen Tiguan acumula en España 600 pedidos desde enero

El nuevo Volkswagen Tiguan acumula en España 600 pedidos desde que comenzó la preventa en la segunda semana de enero.

Volkswagen España tiene previsto entregar a los clientes las primeras unidades de la segunda generación de este SUV el próximo mes de mayo.

En rueda de prensa, la directora general Volkswagen España, Laura Ros, ha destacado que el Tiguan es para la marca alemana el lanzamiento más importante este año.

En el caso de España, tras los modelos Golf y Polo es el tercer pilar de ventas para el fabricante germano; mientras que en Europa es el cuarto.

En un principio este SUV solo se puede adquirir con el motor diésel de 150 CV (bien con tracción delantera o total 4Motion, y con caja manual o automática DSG de 7 velocidades. Supondrá el 55 % de las ventas ) y con el gasolina de 180 CV 4Motion DSG.

De las 600 unidades pedidas, más del 50 % son Sport (la terminación más alta, por encima de Edition y Advance) y el 20 % llevan el acabado R-Line, que por unos 2.000 euros, incluye llantas de 19 pulgadas, taloneras y spoiler trasero.

A partir de este mes ya se podrá solicitar el 2.0 TDI 190 CV DSG 4Motion (representará el 9 % de las matriculaciones), en mayo los 1.4 TSI 125 CV y 150 CV y los 2.0 TDI 115 CV y 150 CV, que supondrán el 35 % de las entregas; y en junio el 2.0 TDI 240 CV DSG 4Motion (el 1%).

Para el año que viene está previsto que llegue a España una versión de siete plazas (todavía no se ha concretado el nombre), cuyo lanzamiento está próximo para los mercados de China y Estados Unidos, han adelantado a Efe fuentes de la marca en España.

Esta segunda generación (la primera se lanzó en 2007 y se han vendido 2,8 millones de unidades en todo el mundo) se caracteriza porque ha sido fabricada con la plataforma modular transversal MQB, una revolucionaria tecnología que permite a Volkswagen hacer los vehículos más ligeros, eficientes, espaciosos, seguros y confortables.

Llega con motores más eficientes que en la versión a la que sustituye. La gama está compuesta por tres de gasolina (125, 150 y 180 CV) y cuatro diésel (115, 150, 190 y 240 CV).

Las proporciones del vehículo han variado: en la versión básica con tracción delantera la altura se ha rebajado en 33 milímetros (hasta los 1,63 metros), mientras que la longitud se ha incrementado en 60 milímetros (hasta los 4,48 metros) y la anchura en 30 milímetros (hasta los 1,83 metros). La batalla ha crecido en 77 milímetros, hasta los 2,68 metros.

El coeficiente aerodinámico se ha rebajado un 13 % y ha pasado de un 0,37 (de la versión anterior) a un 0,32.

También la banqueta trasera regulable (de serie) se puede desplazar ahora 20 milímetros más (hasta los 18 centímetros).

Así, el Tiguan dispone de uno de los habitáculos más generosos (26 milímetros más) de su segmento, el A-SUV, que se espera crezca por encima del 30 % en los próximos cuatro años, lo que supondrá más de 2 millones de unidades.

En el diseño exterior destacan unas líneas más angulosas, que en el frontal son horizontales, en consonancia con la parrilla y faros que exhiben los nuevos modelos de Volkswagen que van llegando al mercado.

Opcionalmente los faros son de LED y se les puede añadir el asistente dinámico de luces "Dinamic light assist". Para hacer la conducción más confortable se le puede dotar con suspensión adaptativa electrónica (DCC) y la dirección asistida progresiva.

El maletero crece hasta los 520 litros, cincuenta más que antes; que llegan a los 615 litros con los asientos traseros adelantados y hasta los 1.655 litros con ellos abatidos.

El portón del maletero es mayor y la boca de carga se ha acercado más al suelo para facilitar la introducción de equipaje.

Los asientos delanteros también son nuevos y destacan por ser más confortables, incluso en conducción por campo. Opcionalmente, se pueden elegir los ergoActive, con masaje y calefacción y con ajuste eléctrico de 14 posiciones.

En materia de seguridad, son de serie los siete airbag (uno de rodilla), el "Front Assist" con sistema de detección de peatones, el de mantenimiento de carril "Lane Assist", así como el capó activo para reducir los daños en caso de atropello.

Volkswagen ofrece el sistema de regulación de la distancia ACC, que, cuando se combina con la caja automática DSG, también puede ser utilizado en los atascos.

En conectividad, el Tiguan, mediante la aplicación App-Connect, posibilita que casi todos los teléfonos iOS, Android o Mirrorlink pueden volcar sus contenidos en el Tiguan.

Estrena el display activo del Passat, denominado "Active Info Display" de 12,3 pulgadas, con perfil para conducción en campo.

La altura libre es de 20 centímetros (antes de 18,9 centímetros) para las versiones con tracción integral, que además cuentan con cuatro modos de conducción: "Onroad (carretera)", "Snow (nieve)", "Offroad (todoterrenos)" y "Offroad Individual (el conductor elige la configuración)".

El Tiguan 4MOTION se puede pedir con un acabado frontal especial off-road (cuesta unos 300 euros), en cuyo caso el ángulo de ataque es de 25,6 º en lugar de 18,3; y el ángulo de salida (trasero) es de 24.7º.

Fuente: finanzas.com

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas